top of page
Buscar

Las redes en tiempos del Covid

Actualizado: 20 abr 2022

Es innegable que el tema de la pandemia a tocado a todo el mundo, desde personas a naciones, de PYMES a grandes corporativos, y ahora necesario entender como ha cambiado el comportamiento del mercado para poder acoplarse a él.

Todos los sectores se ven impactados económicamente y se toman decisiones que afectan los planes establecidos. Pero por muy tentador que parezca, detener los programas de capacitación no deben ser eliminados. La capacitación y el entrenamiento técnico forman parte del mismo entorno y objetivo, la generación de negocio a través de TI.


Son tiempos de maximizar el uso de la infraestructura tecnológica y sino están invirtiendo en capacitación, se están rezagando, pero si no hay recursos para capacitar.


¿Cómo sí lograrlo?

En SLS Latam, como entidad capacitadora entendida del entorno que estamos inmersos actualmente, contamos con los recursos que permitan el movimiento en ralentí de las empresas, ofreciendo alternativas que sean económicas, pero a la vez ricas en contenido.


La apuesta está en hacer que el entrenamiento sea efectivo y eso solo lo logramos consultando con nuestros clientes, entender como ellos han evolucionado o si recién lo están haciendo, ponernos en sincronía, buscando que el entrenamiento sea corto, de calidad y conciso.


Con la llegada de las redes sociales, la masificación de la información y el gran alcance que tienen las comunicaciones actualmente es difícil creer que no se puedan generar negocios, negocios con empresas que se digitalizan cada día (es decir, que se suben al tren de la modernidad) y son cada vez más y más, quieren formar parte de este nuevo mundo.


¿Cómo vemos en SLS LATAM el panorama desde nuestra posición?


La pandemia ha dado un gran impulso a nuevas formas de hacer negocio, de llegar a los clientes y de ello surgieron dos nuevos tipos de mercaderes (hay más, pero cerremos el círculo), los que ya están en la web y que saben lo que quieren mercar y seguramente ya están perfilados a sus objetivos. ¿Pero que con los otros que están a la orilla del mar de la incertidumbre? Si tienen claro su negocio, necesitarán a un asesor técnico que les guíe en los pasos que deben dar. Este personaje debe estar capacitado en la administración de proyectos DIGITALES, no solo ser un “Project Manager”, y en esto somos muy buenos.


Luego están los administradores de plataformas digitales que, en esta canasta, las cosas cada vez se automatizan más, pero no se mandan solas por muy automáticas que sean, pues aun así se requiere de quien se haga cargo de la gestión de la plataforma y de quien sepa si tiene que presionar la tecla de “enter” o la de “escape” o cuando presionar F1 y todo esto al menos del lado del cliente, en resumen, un individuo que entienda los conceptos del mundo donde está involucrado.


Seguramente, este nuevo emprendedor digital, requerirá también de la asesoría y servicios de, al menos, un consultor en programación o desarrollo de aplicaciones, que sea capaz de transformar en una pantallita muy chula el negocio, donde llegarán los clientes y le picarán en el display y comprarán y esperamos regresen a comprar más y más y más y…bueno..aquí otros nichos, como los que traducen la lógica del negocio en programas, en instrucciones IF-Then y que procesarán la información proporcionada por las aplicaciones (las pantallitas) que el usuario final ve y los convierte en una transacción que genera dineritos, tendencias y patrones.


Pero para que el cliente pueda comprar, el dueño del negocio, en su aplicación requiere de un módulo que gestione los pagos y aquí hay varias opciones, ¡y vaya que las hay! Puede ser inclusive, que estos especialistas en la gestión de pagos electrónicos en este tipo de comercios, (¡qué bien acomodé todo para incorporar el término e-commerce!), pueden ofrecer los servicios de implementación de sus módulos a las, llamémosle “aplicaciones[i]” y con ello agilizar la puesta en marcha del “negocio”.


Y una vez más, por mucho que estemos automatizados, necesitaremos de un administrador local que este al tanto del correcto funcionamiento de la aplicación.